EQUINOS

Lindo cachorro

Irati

Irati nació el 5 de agosto junto con su hermana Ordesa en el santuario.

Sabíamos por el tamaño de la tripa de su mamá Pirene que había sorpresa, pero el parto fue tan repentino que no nos lo esperábamos.

Al nacer la primera, sumamá tuvo que seguir con el parto para que saliera Ordesa, y se dedicó a limpiarla y alimentarla.

No recibió los cuidados que necesita un bebé recién nacido, tenía frío de estar mojadita del líquido amniótico, la sangre, y estaba muy débil.

Al no lamerla, no estimulaba su circulación, el funcionamiento de todo sucuerpo, y Pirene notaba que le pasaba algo.

En la naturaleza, las mamás, al vivir con el peligro de ataques de depredadores, sacan adelante a sus bebés más fuertes, para garantizar su supervivencia.

Ese día, la humana Mónica le limpió y puso en una zona donde estaba muy  calentita, y los primeros días le dábamos calostro para que tuviera anticuerpos de su madre.

Por suerte salió adelante, y se alimenta con biberón, como todas las peques que han llegado huérfanas, y cada día está más fuerte y grande.

Se escapa de su parque gritando, para que las humanas le hagamos caso, la abrazamos y se tranquiliza.


Le encanta entrar en casa y dormir en el sillón, calentita con la jauría perruna, y sentirse acompañada.

    ¿Quieres formar parte de su vida?

  Desde 12€ al mes.

  Más sobre

Irati