YA NO ESTÁN

Trufa

Junto a su hermana Bambú fue adoptada en 2017 al necesitar un hogar, además de ayudar a la abuelita Sugar a combatir la soledad que Vegan dejó al fallecer.

Trufa tiene el pelo negro, patitas, tripita y punta de la cola blanca. Algo desconfiada y escurridiza, pero en el fondo le gusta jugar al pilla pilla con nuestras manos.

Pensábamos que la convivencia con Sugar sería imposible, porque los primeros meses en los que intentábamos que en un espacio neutro se conocieran y aceptaran, acababan siempre peleándose. Finalmente lo conseguimos con mucha paciencia y algún mordisco entre ellas, pero luego fueron inseparables.

Ahora Trufa tiene algo más de 3 años, lo que la hace en una rata muy anciana, con tumores por la modificación genética que a lo largo de la historia han sufrido las ratas para ser “domésticas”, pero con cuidados paliativos su vida está siendo lo más tranquila y saludable posible.

  ¿Quieres formar parte de su vida?

    Desde 12€ al mes.

With his sister Bambú she was adopted in 2017 because they need a home, and also they help to the granma Sugar to fight the loneliness since Vegan passed away.
Trufas have black hair, paws, belly and the end of the tail white. She is a little distrustful and elusive, but she really enjoy playing in out hands.
We thought that the coexistence with Sugar will be impossible, because the first months always we try them to meet and accept each other they fight. Finally we succeed after months, patience and some bite, but later they became inseparable.
Now Trufa is a bit more than 3 years old, witch means a really elder rat, she has tumors as a consequence of the genetical modifications to make rats "pets", but with palliatives cares her live is being all quiet and healthy it can be.

 

  Más sobre

Trufa

Si quieres colaborar con nosotras y no vives cerca del santuario, puedes hacerlo con un apoyo económico