YA NO ESTÁN

Astrid

Apareció muy asustada huyendo mientras una compañera alimentaba una colonia de gatos en una huerta de Murcia.

Con tan sólo 2 semanas su vida había peligrado en varias ocasiones, se había alejado de su familia, y posiblemente su destino habría sido ser vendida como “mascota” para criar más cerditos. No tuvo mucho contacto con el ser humano, pues no le gustaba que la tocasen, ni la levantasen del suelo (los cerdos tienen vértigo). El día que llegó no quiso comer, se escondía en el transportín, temblando de miedo, era un espacio que no conocía. Pero al día siguiente las cosas cambiaron, y aunque sigue odiando que la cojas, busca tu regazo para acurrucarse y que le rasques la tripita, dormir calentita y estirarte de los cordones para que juegues con ella.

Es una cerdita muy curiosa, que necesitaba una referente para aprender a vivir, a ser una cerdita, y adaptarse a su nueva familia.

Por suerte, cuenta con su hermana mayor Raquel, que es una experta en supervivencia y valiente habitante del santuario.

  ¿Quieres formar parte de su vida?

    Desde 12€ al mes.

  Más sobre

Astrid

Si quieres colaborar con nosotras y no vives cerca del santuario, puedes hacerlo con un apoyo económico

Copyright © 2016 - Asociación Espíritu Libre

  • Facebook icono social
  • Icono social Flickr
  • Instagram
  • Icono social Twitter
  • YouTube
logo_teaming_vertical.png

Murcia

Cuenta: IBAN ES10 1491 0001 2130 0010 3710