OVEJAS

Patricia

Patricia y Laura son dos ovejas que se encontraban en una granja abandonada.

Llevaban meses sin atención, rodeadas de suciedad, estiercol, hierros oxidados, ramas, sin agua, sobreviviendo de lo que varias personas les echaban de comer. Lo peor del caso de Patricia, fue ser abandonada, sin tener cómo salir adelante, estando embarazada.

Le hicimos una eco y aunque el veterinario no vio nada, no lo descartamos, habíamos escuchado latidos al auscultar su tripa, ¡y menos mal, porque a los 15 días tuvo 2 bebés!

Dio a luz tranquilamente de madrugada, mientras las demás dormíamos. Sobre las 6 oímos un llanto, pero no quisimos molestarla, y a las 7.30 volvíamos a escucharlo, y al asomarnos encontramos a Iryna de pie, llamando a su mamá, y a los 5 minutos nacía Alejandro.

Desde ese momento no se separó de sus bebés, y los ha protegido y sacado adelante como una verdadera luchadora, pudiendo disfrutar de su maternidad, y la crianza por primera vez en años, tras ser inseminada contra su voluntad y después robado sus bebés para carne o leche.

    ¿Quieres formar parte de su vida?

  Desde 12€ al mes.

 Más sobre

Patricia

Si quieres colaborar con nosotras y no vives cerca del santuario, puedes hacerlo con un apoyo económico